Dile adiós a tu Zona de Confort

por <Yelicsa Ortiz>

Como su nombre lo indica es la zona o espacio, en la que te sientes “cómodo” “seguro” pero quizás no tan feliz. Puede estar en cualquier ámbito de nuestras vidas, en el trabajo, hogar, familia, y nos hemos encargado de construir, poco a poco, ese muro que nos limita, nos encierra en una rutina y nos separa de nuestros sueños.

Seguramente te acostumbras a ir a trabajar, al tráfico, a realizar algunas actividades cotidianas,  y esta rutina se repite todos los días, convirtiéndose en tu zona de confort.

Es muy probable que estando en “la zona”, sueñes como serías y qué harías si te atrevieras a salir. Es más,  piensas que  puedes hacerlo,  pero, te abordan los pensamientos negativos y las típicas preguntas   que comienzan con ¿y si…? ¿Y si fracaso? ¿y si no hay nada para mí? ¿ y si no lo hago bien? ¿y si no me gusta? Resumido en una palabra: miedo, y no te preocupes es muy normal, a todos nos asustan los cambios.

Ahora bien, para salir de la zona en que te encuentras, te recomiendo personalmente que vayas paso a paso porque si sales de un solo golpe, lo más probable es que te frustres por no alcanzar de inmediato lo que buscas. No olvides que todo cambio implica un proceso, y lo más importante es que estés consciente que realmente lo quieres hacer y tener claro, qué es lo que quieres hacer.

Entonces comienza por prepararte, haz cursos, investiga, cada día puedes dar un paso más lejos en el proceso de aprendizaje. Eso sí, no te vas a quedar en esa etapa toda la vida.

Vive el proceso como si solo vas a cruzar un puente desde la zona de “confort” o como yo le diría, conformismo, en la que te encuentras ahora, hasta la zona donde serás libre de hacer lo que te has propuesto, lo que has soñado, piensa que cada vez que avanzas en ese puente vas a ir ganando conocimientos, confianza, valor y que te acercas cada vez más a tu sueño.

En el recorrido por el puente, no entres en pánico, aleja los pensamientos negativos. Recuerda que no te puedes  devolver, puedes tomar descansos, respirar, incluso ir moldeando tus estrategias, pero debes continuar.

Una vez cruzado el puente entrarás en la zona que muchos llaman zona mágica, en la que tienes un mundo por conocer, por explorar, es posible que descubras que eres capaz de hacer muchas cosas que ni sabias.

También es probable que sientas nervios en esta nueva zona, así como dudas de cómo manejarte ante lo desconocido. Es aquí donde debes mantenerte firme y perder el miedo al qué dirán, miedo a equivocarte, ¿es que acaso errar no es de humanos? Encuentra lo que te motiva. Ve a los demás como aliados y no como enemigos, y  atrévete, tocar no es entrar, no sabes quién te puede ayudar. Pero ten en cuenta que la amabilidad y una gran sonrisa pueden abrir muchas puertas.

No pienses en este paso como una pérdida, no te aflijas, ten presente que esta zona está llena de nuevos valores, experiencias, nuevos amigos y que seguirá creciendo cada vez que te animes a seguir dando pasos en la zona mágica.

Lo primordial es planificar, dar el primer   paso y afrontar nuevos retos, y haciendo referencia a esta frase anónima “algunas personas sueñan con hacer grandes cosas, mientras otras están despiertas y las hacen” ¿Cuál eres tú?

Cruza el puente hasta la zona mágica  y  dile  adiós a tu zona de confort.

¡Ah! y si te gustó la publicación, compártela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s