FIBROMIALGIA: Me duele todo.

“Me duele hasta el cabello”, esas fueron las palabras exactas de mi amiga cuando  la encontré saliendo de consultar al médico.

Me dice que le da pena comentarle a los demás de cómo se siente porque piensan que ella está exagerando sus dolencias. Me explica que siente mucho dolor y sensación de calor, en cuello y hombros y mucho cansancio general, “todo el día estoy agotada”  así culmina.

El médico le dice que presenta síntomas claros de  fribromialgia y por supuesto ella entra en pánico, lógicamente quiere saber más de esto que la afecta por lo que decidí  escribir esta publicación con la intención de apoyarla.

Comencemos por aclarar que la fibromialgia no es una enfermedad, sino un conjunto de síntomas que pueden controlarse. Es un trastorno que se asocia con dolor crónico generalizado, fatiga, problemas de la memoria y cambios de estados de ánimo. Las personas que la padecen, sufren dolores en distintas partes del cuerpo que pueden llegar a ser muy intensos

La edad promedio en la que comienzan a aparecer los síntomas es entre los 30 y 50 años de edad. Siendo la mujeres más propensas a padecerlos.

Causas:

Se habla de muchos factores como la genética, las infecciones, el trauma físico o emocional, desequilibrios hormonales, pero, se desconoce la causa exacta de la fibromialgia, sin embargo,  se cree que se debe a una función anormal del sistema nervioso central, que origina  una “amplificación” de las señales normales de dolor, incrementando la percepción del mismo. Esto provoca, en la mayoría de los casos,  una extraordinaria sensibilidad dolorosa ante el tacto, el roce o los estímulos térmicos mínimos.

Diagnóstico:

Principalmente se debe consultar al médico reumatólogo que es el especialista en diagnosticar y tratar esta condición. Ya que no existen pruebas de laboratorio o rayos X que ayuden al doctor a diagnosticar la fibromialgia, es imprescindible un minucioso examen físico y los antecedentes clínicos del paciente.

Síntomas:
  • Dolor: Lo que comienza a preocupar al paciente es el dolor musculo esquelético generalizado, el cual puede iniciar en una región, como el cuello y hombros y luego aparecer en otras áreas del cuerpo. Los pacientes manifiestan que siempre tienen dolor, que a veces aumenta o disminuye, pero no se quita.
  • Fatiga y alteraciones de sueño: Uno de los síntomas que presenta mi amiga y que le molesta muchísimo, ya que siempre ha sido una persona muy activa, es que gran parte del día ella se siente agotada, que apenas hace algunas labores en su hogar y tiene que acostarse a descansar como si hubiese trabajado todo el día. La mayoría de los pacientes presentan menor resistencia a actividades físicas y cansancio algo como malestar de gripe o cuando no se duerme bien.

Problemas para quedarse dormido o despertar frecuentemente en la noche altera ciertas funciones cruciales del cuerpo humano, como la producción de las hormonas necesarias para restaurar el tejido muscular, y los niveles de sustancias que controlan la manera en la que una persona percibe el dolor.

  • Estado de ánimo y concentración: Los cambios de estado de ánimo son muy común en las personas con fibromialgia, a veces están tristes, decaídas, deprimidas y ansiosas. También pueden presentar dificultades al concentrarse o al realizar tareas mentales sencillas.
  • Otros síntomas: La fibromialgía también se asocia con otros síntomas como dolores de cabeza, causados por la tensión. Dolor en los músculos de la mandíbula y de la cara, cosquilleo y adormecimiento de las manos y de los pies. Dolor de estómago, distensión abdominal, síndrome de colon irritable, y muchos otros que pueden ser menos frecuentes.
¿Cómo se trata la fibromialgia?

El tema de cómo tratar la fibromialgia va a depender de  la evolución de la sintomatología, evitar los factores que la empeoran y de ajustar el tratamiento a las necesidades particulares de cada individuo.

Lo fundamental, como todo lo que tiene que ver con mejorar la salud, es realizar cambios en el estilo de vida, como disminuir el estrés, mejorar los hábitos de sueño e incluir una rutina de ejercicios, aunado a medicamentos para disminuir el dolor.

Entonces, en líneas generales el tratamiento para la fibromialgía consiste en:

  • Medicamentos para disminuir el dolor:

Dependiendo de cada persona el médico indicará medicamentos para tratar el dolor y otros síntomas de la fibromialgia, entre los aprobados por la Administración de Fármacos y Alimentos de los Estados Unidos específicamente para tratar del dolor asociado a esta condición están: duloxetine, milnacipran y pregabalina.  También, las dosis moderadas de fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINEs), como el naproxeno o el ibuprofeno pueden ayudar a aliviar un poco el dolor.

  • Programas de ejercicio:

Aunque puede parecer contradictorio que teniendo dolor tenga que hacer ejercicios, es increíble la sensación de bienestar que se siente al realizar  actividad física, es recomendable comenzar despacio y gradualmente y aumentando el tiempo e intensidad en la medida que pueda tolerar los  ejercicios sin que haya aumento del dolor.

Se recomienda  los ejercicios aeróbicos de bajo o cero impacto, como caminar, montar en bicicleta, yoga, pilates, ejercicios aeróbicos acuáticos o natación, suelen ser los mejores para que pacientes con fibromialgia inicien una terapia con ejercicios.

  • Práctica de buenos hábitos del sueño:

Reducir la cantidad de cafeína en su dieta,  mantener un horario regular para acostarse y para levantarse, van a mejorar enormemente el tiempo de descanso, lo que a su vez, le ayudará a disminuir el dolor y el cansancio durante el día.

  • Técnicas de relajación para aliviar la tensión muscular  y la ansiedad
  • Programas educativos que ayuden a entender y controlar los síntomas de la fibromialgia y a remover factores del estilo de vida que podrían causar los disturbios del sueño.
Cómo afrontar la fibromialgia:

No es fácil lo que tiene que afrontar la persona con fibromialgia, en muchas ocasiones levantarse de la cama ya es una proeza, el dolor en cualquier parte del cuerpo que se presione es insoportable, pero de igual forma la persona realiza un gran esfuerzo para poder continuar con su vida diaria, por eso es muy importante el apoyo de sus familiares y amigos cercanos.

Los pacientes con fibromialgia viven luchando contra el agotamiento y rogando por un buen descanso.

Es importante para el paciente aprender técnicas para sobrellevar y controlar el dolor, como relajar los músculos, la meditación, alternar periodos de actividad con periodos de descanso, y el esparcimiento.

En resumen, una sugerencia es mantenerse activo y tener una actitud positiva que le permita sobrellevar la fibromialgia y mejorar su calidad de vida.

Si te gustó esta publicación y piensas que ayudará a otras personas por favor compártelo

Yelicsa Ortiz

Fuentes:

Arthritis Foundation. http://espanol.arthritis.org/espanol/general/fibromialgia/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s